¿Sabemos lo que es el amor?

“En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio”

Qué visión tan clara tenía Robert Anderson del matrimonio cuando escribió esta frase. Es sorprendente cómo la epidemia del divorcio cada día alcanza a más victimas y lo triste es que los matrimonios se dejan abatir, sin defender lo que libremente han decidido construir. Que falta de compromiso …

Justificaciones hay de todo tenor. Hay personas que están de acuerdo con el matrimonio, pero señalan que se equivocaron de persona, que no supieron elegir, y que van a intentarlo de nuevo con otra pareja; y saben, que es lo que posiblemente este pasando, que algunos dicen que se han equivocado cuando realmente puede que no se hayan ni casado, aunque hayan hijos de por medio.

Posiblemente las intenciones reales que los llevaron a la unión son egoísmo, egocentrismo e interés. Muy lejano de lo que son las intenciones reales de un matrimonio. Son infelices una y otra vez, porque no saben qué les sucede. Terminan una relación e inician una nueva, buscando otra oportunidad que creen va a ser la definitiva. Buscan amar y ser amados, y no se detienen a pensar si van a repetir los mismos errores que les llevo al fracaso anterior.

Muy bien decía Kierkegaard que engañarse respecto al amor es la pérdida más espantosa, es una pérdida eterna, para la que no existe compensación ni en el tiempo ni en la eternidad: la privación más horrorosa, que no puede resarcirse ni en esta vida… ¡ni en la eterna!. Lo que si no escuchamos en estoy testimonios, es que un hombre o una mujer casada diga: quiero amar y ser amado, entregándome totalmente para hacer feliz a la persona que escogí, para que cada día sea mejor.

Que estemos uno con una, en exclusiva, para toda la vida, y abierto a tener hijos, en donde haya un verdadero pacto conyugal. Que bonito es amar, queriendo el bien para el otro, es decir, centrar la actividad amorosa en la voluntad, volcando nuestro entero ser en apoyo y promoción del ser querido. Amar, en su concepción más preclara y certera, persiguiendo el bien del otro no por mí, sino por él.

Que bueno sería que los matrimonios ante los problemas, no se dejarán atrapar tan fácilmente por el virus del divorcio, que fuesen más inteligentes y voluntariosos para descubrir ese rol que los hará conocer la verdadera felicidad. Ese rol que se inicia tras el compromiso de invertir tiempo, ilusión, energía y un querer para que el otro se desarrolle y el amor sea cada vez más fuerte y generoso, disfrutando de la vida y de todas las oportunidades buenas que nos ofrece. Entender que el matrimonio se enriquece con el tiempo, por eso, interrumpirlo no tiene sentido.

FUENTE: Dueños de nuestro destino. Maruja Moragas y Nuria Chinchilla. Adaptación realizada por Sergio Thomas
2 julio, 2017

0 responses on "¿Sabemos lo que es el amor?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
Template Design © VibeThemes. All rights reserved.